Goro dice que hay que mejorar y yo le pido que se dé una vuelta por el Santuario de la Virgen del Mar y pida un milagro pronto
Estamos en manos de la Virgen del Mar.   Fran Muoz.

No se lo ha merecido el Nástic. Ha tirado dos veces a puerta y casi mete tres goles. No creo que haya tanta diferencia entre los equipos para soportar una derrota tan dolorosa, pero este año el Almería hace grandes a todos los contrarios.

La derrota ante el Nástic se fragua en los banquillos cuando Vicente Moreno se pone a calentar a los suyos y a presionar al árbitro mientras Pipo Goro hecho un caballero a verlas venir. No dice ni pío.

Toda la presión para el árbitro venía del banquillo rival y esto les permitió jugar al límite del reglamento. Pero no quiero hablarles ni de técnicos ni de tácticas y sí pretendo hacerles el cuerpo a vivir cinco jornadas al borde de un infarto.

Como diría Guillermo Blanes, "estamos entrando en terreno milagroso y esto no sabemos como va a terminar". Si te tiran dos veces y te meten dos goles. Si no sabes defender un córner. Si llevamos sin parar de encajar goles de dos en dos. Si Casto no sale a despejar de puños: al final perderemos siempre.

Estamos en manos de un capotazo para salvar la temporada. Estamos con cinco partidos por delante y hacen falta un mínimo de 9 puntos y con esta defensa no lo veo.

Creo más en la Patrona que en los jugadores a los que veo que van al límite y no les llega. El Nástic solo aplicó la teoría de la presión para matar al Almería. Se limitó a esperar su momento y marcar al primer fallo. Dicho y hecho.

Pero no crean que sudó la camiseta el meta Reina. No tiramos a portería y seguimos en manos de una genialidad de Pozo que no siempre llega.

La defensa del Almería es de pena y no chutamos a portería...

Pero de lo que verdaderamente carece el equipo es de contundencia, de salir a morir por unos colores. Eso es como el valor en el servicio militar.

Espero que Blanes hable con la Virgen del Mar y nos eche 9 puntos a la talega, porque no veo al equipo capaz. Cuando entramos en terreno milagroso es que no nos llega.

Dice Goro que solo queda mejorar. Yo le diría que se pase por el Santuario de la Patrona de Almería y pida un Milagro que con el trabajo técnico y táctico no nos da para ganar.

Si nos quieres seguir en Facebook solo tienes que buscar en La Voz de Almería Deportes

Si nos quieres seguir en Twitter estamos en @LaVozDeporteAlm