María Campra da el salto de su blog para mamás a las letras con una obra destinada al público infantil
María Campra muestra un ejemplar de su primer libro en Café Cyrano.   La Voz.

La ventana de la Odalisca, en ese mirador del segundo recinto de la Alcazaba, debe su nombre a una leyenda romántica. En el Palacio de Almotacín, la concubina predilecta, Galiana, sintió cantar en las mazmorras a un cristiano cautivo que alababa su hermosura. Conmovida, lo liberó, pero cuando éste intentaba escaparse, la guardia lo sorprendió y se precipitó al vacío. Hay quien dice que las lágrimas de ella siguen cayendo desde el alféizar de la ventana.

Ésta es una de las historias que han servido de base a María Campra (Almería, 1978) para publicar su primer libro, ‘Cuentos de la Alcazaba de Almería para niños’ (Licenciado Vidriera, 2016). Un título con ilustraciones de McNolo Moreno que persigue acercar a los más pequeños la historia de la tierra del indalo y de su principal monumento, sobre el que apenas hay nada publicado a diferencia, por ejemplo, de la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba.

La leyenda de la ventana de la Odalisca, adaptada al público infantil, abre una obra que recoge cuatro cuentos en los que también aborda los secretos de otros espacios poco conocidos del conjunto como la Torre de los Espejos, que servía para hacer señales a los barcos que se acercaban al Puerto, o la Campana Santa María la Mayor, que alertaba de los peligros. Cierra el volumen un pequeño juego que tiene que ver con la magia y los viajes en el tiempo.

“Está la leyenda y una batalla entre cristianos y moriscos. Menos el último relato, todo son ficciones que tienen su trasfondo histórico”, afirma María Campra en una entrevista a LA VOZ.

De momento, esta autora novel ha llevado a cabo dos presentaciones de la obra, una en el colegio de sus hijas y otras en la Biblioteca Francisco Villaespesa, donde un grupo de amigos scouts realizó una pequeña representación teatral inspirada en sus cuentos de la Alcazaba.

“Mi hija mayor los ha leído ya un montón de veces y la pequeña los escucha, se los saben de memoria. El título ha tenido una buena acogida buena. He recibido cartas de niños pidiéndome que escriba más cuentos sobre su historia. Les gusta porque conocen la Alcazaba y les llama la atención”, cuenta.

Salto al papel
‘Cuentos de la Alcazaba de Almería para niños’ supone el salto al papel de María Campra, autora de un blog para mamás en el que habla un poco de todo y también publica textos de un carácter más literario. En un futuro cercano, no descarta repetir la experiencia, bien con más relatos sobre la fortaleza, bien con otros aspectos de nuestra historia, pero sin perder de vista la tierra que la vio nacer.  “Me tira el tema de Almería y creo que hay un vacío, es una forma de que los niños aprendan historia, muchas veces conocen más la universal que la propia”, concluye.