El derribo del edificio para levantar un nuevo templo, muy criticado por vecinos de Uleila
Imagen sacada del proyecto del nuevo santuario, aunque se han aprobado modificaciones al diseño. A la derecha, una excavadora sobre los escombros del anterior santuario.   La Voz.

Situado en la sierra de los Filabres, el Santuario de Monteagud, que toma su nombre del cerro sobre el que se encuentra, ha sido fuente de enfrentamientos entre vecinos de Uleila del Campo y de Benizalón, a cuyo término municipal pertenece, y, últimamente, entre algunos ciudadanos del primer municipio y el capellán del santuario.

Este centro religioso, dedicado a la Virgen de la Cabeza, está siendo sometido a una profunda reforma para convertirlo en un espacio completamente distinto al actual. Este proyecto ha supuesto la demolición del anterior edificio, lo que ha provocado las críticas de la Asociación Plataforma Cerro de la Virgen de Uleila del Campo.

En una nota difundida este martes, aseguran que el santuario “inexplicable e irracionalmente ha sido destruido y arrasado”. En el escrito aseguran que la alarma saltó hace unos días a través de las redes sociales.  “El descontento era generalizado pues, aunque nos constaba que se iba a construir otro Santuario, pensábamos no se destruiría el existente, esto era algo impensable porque además de su valor arquitectónico que siendo una construcción sobria y sencilla era majestuosa e inigualable con más valor aún porque en la construcción participaron la gente de esta comarca muchos de ellos de forma desinteresada”.

En esta línea, desde la Asociación insisten en que “estamos hablando de un Bien Inmueble inscrito en la Base de Datos del Patrimonio Histórico Andaluz con el código 01040270004 con caracterización ‘Arquitectónica”. Además, aseguran que “con la citada demolición también se ha destruido un punto Geodésico, el denominado Monteagudo, de número 101392 también protegido”.

Los vecinos piden una explicación a los responsables, y aseguran no entender “cómo es posible que todas las Administraciones competentes hayan permitido esto”.

Además, más allá de cuestionar el procedimiento seguido, estos vecinos ponen nombre y apellido a uno de los que, según ellos, es el responsable de estas obras. “¿Cómo es posible que el director de estas obras y capellán del Santuario, Francisco Martínez Botella, que tanto presume de historiador y publicó un libro ( Ntra. Sra. de la Cabeza de Montahur la historia de una devoción cuatro veces centenaria) no conociese que el destruido Santuario era un Bien Protegido?”.

Todos los filtros
Pues bien, el capellán, que no entiende la postura de estas personas y lamenta los ataques que a su persona, asegura que “el proyecto ha pasado todos los filtros legales, tiene el visto bueno de la Delegación de Cultura, de la de Medio Ambiente, del Ayuntamiento de Benizalón y cuenta con el visado del Colegio de Arquitectos”.

Según explica Francisco Martínez, el diseño del proyecto se ha basado en fotografías del santuario original del siglo XVII. “El edificio tendrá una superficie de 450 metros cuadrados, y se construirá utilizando los materiales de la zona, respetando los principios de la arquitectura tradicional de la sierra”. En cuanto a los porches que rodean la plaza, también se van a remodelar para dotarlos de arcadas de piedra.

Un edificio de los 60
Martínez Botella explica que el edificio que se ha echado abajo se construyó en los años 60 en  el lugar donde estaba la ermita original, la que levantaron los pastores en el S. XVII. Durante la Guerra Civil, la ermita perdió las puertas y ventanas y, en la Navidad de 1943, durante una gran nevada, se hundió la techumbre, quedando en pie solo las paredes.

Después, en 1956, el obispo decidió restaurarla, pero el encargado de hacerlo, simplemente arrasó hasta los cimientos lo que quedaba del edificio original.

De rábita musulmana a ermita cristiana
Localizado en el término municipal de Benizalón, el Santuario de Monteagud tiene como advocación a la Virgen de la Cabeza, símbolo de la Sierra de los Filabres y elemento vertebrador de toda una comarca.

El Santuario de Monteagud es un espacio religioso y de esparcimiento con vistas espectaculares al mar, el desierto y la montaña. Aparecida la virgen, según la leyenda, sobre una encina en el cerro del mismo nombre, el santuario ocupa el solar de una rábita musulmana que llamaban ‘Montahur’ y es centro de peregrinación provincial.

Su ubicación, en el límite de los términos municipales de Benizalón y Uleila del Campo ha provocado que los vecinos de éste último acusen a las autoridades de haber modificado en el catastro las lindes de forma que el santuario quede totalmente en su municipio. Algo a lo que no se resignan.