Entre las actividades que realizan están el acompañamiento a mayores y niños hospitalizados
Actividad organizada por la Caixa.   Archivo La Voz.

La Obra Social ‘la Caixa’ lleva once años apostando por el voluntariado entre sus trabajadores, y en Almería ya son 99 los empleados en activo, jubilados de ”la Caixa”, familiares y amigos que, en su tiempo de ocio, participaron en 38 actividades solidarias, 25 más que el año pasado, con colectivos en situación de vulnerabilidad. En 2016, estos voluntarios atendieron a más de 4.500 personas en la provincia.

Este es el balance ofrecido esta misma semana por la Obra Social ‘la Caixa’, en el que también ha destacado que a nivel nacional se ha atendido en los últimos años a 1,2 millones de personas en riesgo de exclusión social.

Mediante actividades en grupo y familiares, se fomenta la cohesión, la transmisión de valores, la solidaridad, la participación, la responsabilidad, el compromiso y la conciencia social. Y es que los voluntarios suelen destacar que, gracias a su participación, dan a quienes lo necesitan, pero reciben todavía más, se subraya desde la Obra Social.

En función de los intereses, las posibilidades y los perfiles de los voluntarios, las actividades en las que participan son muy variadas y pueden desarrollarse de forma puntual o continuada, lo que aporta flexibilidad y permite la participación de los voluntarios en función del tiempo del que disponen.

Entre las iniciativas impulsadas se encuentran la promoción del deporte y la cultura entre la infancia en riesgo de exclusión social o con discapacidad; el apoyo a menores hospitalizados y sus familias; acciones solidarias a favor de las personas en situación de pobreza, como por ejemplo recogidas de alimentos; el voluntariado internacional y la reinserción social de colectivos que se encuentran en circunstancias difíciles.

La apuesta de la Obra Social ”la Caixa” por el voluntariado se ha mantenido firme en los últimos once años, en que ha logrado fomentar el voluntariado entre los más de 35.000 empleados del grupo. Así, les ha facilitado la realización de acciones de voluntariado en beneficio de una sociedad que, además de requerir bienes y servicios de calidad, reclama a las empresas un comportamiento responsable.