Médicos de Urgencias y de Primaria aseguran que la tasa oficial sólo registra los casos más graves
Pasillo de una de las áreas de hospitalización de Torrecárdenas.   La Voz.

La tasa de gripe que maneja Salud arroja casi 77 casos de personas infectadas por cada cien mil. Son los datos correspondientes a la primera semana de enero y suponen diecisiete infectados más por cada cien mil que la semana anterior, en el marco de Andalucía. No obstante, los médicos de familia y también los de Urgencias aseguran que las tasas son “orientativas” y no registran una realidad que, en su opinión, oculta más personas afectadas.

Para Francisco Durbán, médico de Urgencias y presidente del Sindicato Médico, son muchos los que no acuden al médico cuando tienen síntomas de gripe. “Pasan siete días en cama, si pueden, con antigripales o antipiréticos”. Además, reconoce que hay casos en los que la gripe no es tan grave y los afectados pueden tener síntomas catarrales leves.

De cualquier modo, las tasas andaluza y almeriense (con menos de diez casos por cada cien mil habitantes, aunque con una fluctuación muy variable de un día a otro) están todavía muy alejadas de las que se viven en otras comunidades autónomas, donde la demanda asistencial por gripe se ha disparado desde Navidad.

Otras zonas
La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) apunta cómo en las últimas semanas, la incidencia de gripe en España se ha disparado hasta alcanzar los 138 casos por cada cien mil habitantes. Unas cifras que superan con creces el umbral epidémico y que estarían cerca del pico más alto de esta temporada de gripe.

Esto quiere decir que la gripe, a nivel estatal, se ha adelantado respecto al año pasado. Algo que, de momento, no parece que vaya a suceder en Almería ni en Andalucía, donde se espera el mayor pico de incidencia a partir de la última semana de enero y hasta mediados del mes de febrero.

Mucosidad y tos
Las bajas temperaturas favorecen la propagación del virus de la gripe, que está cursando “tal y como se había previsto”, dicen los expertos. Entre los síntomas, mucosidad nasal, fiebre, aunque no muy alta, y dolor de garganta con tos seca, apuntan.

Además de recordar, una y otra vez, que la gripe no se cura con antibióticos, desde Atención Primaria apuntan cómo lo mejor que puede hacer quien padece gripe (siempre y cuando no sea de un grupo de riesgo y los síntomas no desestabilicen una enfermedad crónica de base) es pasar siete días en la cama. “Los tres primeros días son los que peor se está, dos más en los que uno está regular y otros dos más son los que se necesitan para recuperarse”.
Entre las recomendaciones más habituales, beber abundante líquido, hacer uso de un antipirético y reposar.

De fácil contagio
Tal y como señala la SEIMC, el virus de la gripe es muy contagioso, se transmite por vía respiratoria (menos de un metro) y por contacto directo e indirecto. Con frecuencia, insiste, “los casos de gripe de pacientes hospitalizados son transmitidos en el hospital. Si un paciente tiene gripe, éste se la transmitirá a uno de cada cuatro profesionales sanitarios y a uno de cada tres pacientes con los que tenga contacto”. De ahí la importancia de la vacunación entre los profesionales, señalan.