El almeriense está nominado en el apartado de retrato y en el de boda de los prestigiosos premios
Imagen nominada a los Goya de Fotografía en la categoría de boda.   Clemente Jiménez.

“Comenzamos el año con una gran noticia. Mi vuelta a los concursos fotográficos no podía ser mejor. Tres nominaciones a los Premios Goya de Fotografía se vienen a Almería. El 28 de enero veremos si nos traemos la estatuilla”.

Tras dos años retirado de los certámenes de fotografía, Clemente Jiménez ha vuelto a lo grande tal y como anunció este lunes a través de las redes sociales. Tres imágenes del creador almeriense optan a los Goya de Fotografía 2017, galardones creados en 1985 -dos años antes que los del cine español- por la Asociación de Fotógrafos y Videógrafos Profesionales de Aragón (AFPA) y que son los más prestigiosos en su género de la geografía nacional.

En concreto, las instantáneas de Clemente Jiménez seleccionadas por el jurado son tres: una en el apartado de boda en la que una pareja se abraza apoyada en un coche que se contextualiza en un viaje a México DF y dos en el de retrato. La primera imagen documenta la historia de Joker Boy -un joven que se ha propuesto no dejar ni una parte de su cuerpo sin tatuar- y la segunda fotografía nace del encargo de una peluquería; en la misma tres modelos completamente desnudos lucen melena.

En los más de treinta años de historia de los Goya de Fotografía, el artista almeriense ha obtenido una quincena de nominaciones. Cifra que cobra más importancia si se tiene en cuenta que comenzó a presentarse en 2003. Y no sólo eso, pues en 2011 Jiménez se alzó con el galardón en la categoría de boda. 

“Estoy súper contento”, confesaba ayer el fotógrafo en declaraciones a LA VOZ.

Periodicidad bienal
Los Premios Goya de Fotografía se convocan cada dos años coincidiendo con las Jornadas de Aragón, en cuya cena de clausura se celebra la Noche de los Goya. En el transcurso de esa velada -que este año tendrá lugar el próximo 28 de enero en Zaragoza- se hace entrega de las estatuillas a los ganadores. 

Se trata de un certamen sin dotación económica alguna y abierto a profesionales del ámbito internacional. Se conceden un total de cuatro distinciones en las modalidades de retrato, boda, gráfico-documental y libre creación. 

En el año 2001 se ampliaron a cinco el número de estatuillas en bronce, obra del escultor Paco Rallo.