El informe aprobado en Junta de Gobierno rebaja en casi 4,5 millones la sentencia del TSJA
Carlos Sánchez, concejal de Fomento, Comercio y Playas   Fran Muñoz.

911.000 euros. Eso es lo que creen los técnicos municipales que tiene que pagar el Ayuntamiento de Almería a la antigua empresa concesionaria del servicio de cementerios de la capital, CEAL, en concepto de liquidación. Así se aprobó en la Junta de Gobierno Local del pasado miércoles.

Esto supone que de los 5,4 millones de euros que inicialmente se iban a pagar a la empresa por parte del Ayuntamiento y de los que  dos millones ya se han liquidado, ahora se estima que solamente son 911.000 euros lo que CEAL debe percibir. Según explica el concejal de Fomento, Comercio y Playas, Carlos Sánchez, ahora “se le va a solicitar a la empresa la devolución de 1.089.000 millones de euros que ya cobró por esa sentencia y que ahora, con la liquidación en la mano, no debía haberse realizado”.

Esto supondría que el gasto de esta sentencia sería 4.489.000 euros menos de lo esperado inicialmente tras la sentencia judicial. Eso sí, a partir de ahora la antigua empresa concesionaria del servicio de cementerios de la capital puede recurrir a los tribunales la liquidación aprobada por parte del Ayuntamiento, lo que supondría un nuevo litigio.

Antecedentes
Para entender la importancia de esta cifra es necesario recurrir a los antecedentes del caso. Tras la rescisión del contrato de CEAL por parte del Ayuntamiento, a pesar de las negociaciones entre ambas partes, el caso llega a los juzgados, de hecho lo hace hasta el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que en octubre de 2013 condenaba al ente municipal al pago de 5,4 millones de euros a la antigua concesionaria basándose principalmente en el silencio administrativo ante una petición de la propia empresa para la resolución del contrato y al incumplimiento del pliego al no cederse los suelos para la realización del tanatorio y ampliar el cementerio.

Tras la sentencia se procede a realizar en tres pagos a la empresa un total de 2 millones de euros de las arcas municipales. Recurre entonces el Ayuntamiento de Almería al Consejo Consultivo de Andalucía para revisar la cuantía a la que había sido condenado al estar convencido de que era muy superior a las cifras que se manejaban por los técnicos.

Nulo
El dictamen del Consultivo en julio de 2015 da la razón al Consistorio y declara “nulo” el acto de “fijación de la cantidad de 5.410.459 euros en concepto de daños y perjuicios” al considerar que “falta un requisito esencial” que respalde la petición de la empresa “su acreditación”.

En realidad el Consultivo dejaba claro el incumplimiento de contrato pero creía que no se había acreditado suficientemente la cantidad reclamada por la empresa. Agarrándose a eso el Ayuntamiento realiza sus cuentas y establece, según consta en su informe de liquidación, que CEAL solamente tiene que percibir 911.000 euros.