Hasta el momento han sido detenidos 29 individuos como presuntos autores de delitos de falsedad documental y estafa
Algunos de los documentos falsificados.   La Voz.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en una investigación conjunta, han desmantelado una trama dedicada a la falsificación de certificados de residencia para conseguir el canje de permisos de conducir de Marruecos por permisos de conducir españoles a cambio del pago de cantidades que oscilaban entre los 1.500 y 2.000 euros. Hasta el momento han sido detenidos 29 individuos, entre ellos la persona encargada de realizar las falsificaciones, como presuntos autores de delitos de falsedad documental y estafa.

Las investigaciones comenzaron a principios del mes de enero, cuando la Jefatura Provincial de Tráfico de Almería solicitó a la Oficina de Extranjería la comprobación de varios certificados de residencia expedidos en Almería a varios súbditos marroquíes, para solicitar el canje del permiso de conducir de su país de origen por el permiso de conducir equivalente en España. Para canjear estos permisos tenían que cumplir con el requisito de haber obtenido el carné de conducir en su país antes que la autorización de residencia en territorio nacional.

Tras un estudio detallado de la documentación proporcionada se pudo concluir el carácter fraudulento de los certificados de residencia presentados. En ellos se pudo comprobar que los datos que constaban habían sido alterados y que las firmas y sellos de los documentos habían sido escaneados.

Una vez confirmada la existencia de estas irregularidades, los investigadores identificaron a M.L. de 28 años, siendo la persona encargada de preparar y presentar la documentación necesaria en la Jefatura de Tráfico para solicitar el canje del permiso de conducir extranjero por el español, obteniendo el documento provisional de tráfico con el que los solicitantes ya podían circular por territorio nacional.

La operación ha culminado con la detención del líder de la trama como presunto autor de los delitos de falsedad documental y estafa, y la detención de 28 personas más como presuntos autores de delitos de falsedad documental. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Las investigaciones han sido desarrolladas por agentes de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales de la Comisaría Provincial de Almería y agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil en Almería.