Tres temporadas con el ‘dodotis’
Otra fiesta rojiblanca fuera de casa.   LFP.

En fútbol hacer cuentas es lo mismo que vivir del cuento. Creo que fue Paco Flores (no lo recuerdo bien) el que comentó a la pregunta sobre las cuentas de la salvación que “se suma lo que se tiene y no lo que se desea”. Es la pura verdad.

Si Anquela ya nos enseñó que la Segunda División es “la categoría más difícil del mundo” no debemos olvidar que las únicas cuentas que nos salvan a día de hoy son los 29 puntos que tenemos. Y no nos llega.

La permanencia está a en los 33 puntos y tenemos 29. Luego las cuentas son un cuento. Estamos en Segunda B por mucho que sumen tres puntos aquí y tres puntos allá.

No nos vale ya ni aquel mensaje de Soriano que decía “somos fuertes en casa” porque nos han tomado la medida y se han perdido ya tres partidos en el Mediterráneo y casi no nos llega para un empate con el Huesca.

Yo siempre estoy haciendo cuentas para salvar al Almería y las hago más con los rivales que con el propio Almería. No me suelo equivocar mucho, pero...

No me salen las cuentas a día de hoy porque igual con 50 puntos no te salvas. La cola está muy viva y no tenemos ni al filial del Bilbao, ni a la Llagostera, ni al Albacete, que la pasada temporada parecían firmes candidatos a bajar.

Salvar al Almería empieza a parecer un cuento y no solo por las cuentas ya que cuando algunos entrenadores pretendidos han dicho que no vienen es porque no lo tienen claro. Solo Ramis parece que tiene un plan.

Hay que hacer bien las cuentas. Como diría Paco Flores se suma lo que se tiene, 29 puntos, y se resta de la permanencia que son los 33 puntos y nos da una diferencia de cuatro, Mejor dicho: menos cuatro.

No le den más vueltas, los cuentos siempre se acaban y llevamos tres años rozando un final que se acerca.

No podemos estar toda la vida con el ‘dodotis’ si hay que bajar se baja.

No me hablen de mejoría en Valencia que la mejoría nos tiene en la enfermería

Menos cuentas y menos cuentos.