Comenzó su Pregón con las palabras del Papa: “Fiel al modelo del Maestro, es vital que la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos”
Foto de familia de pregonero y cofradas de Almera.   La Voz.

No cabía un alfiler en el Teatro Cervantes que ocasionalmente acogía el Pregón de Semana Santa 2015. Algunos de los asistentes llevaban cinco años sin ver a aquel párroco tan locuaz y entregado a sus feligreses que lleva un lustro de Obispo de Guadix: monseñor Ginés García Beltrán.

Era las 12.45 cuando el pregonero entró en el Teatro, acompañado del Obispo de Almería, monseñor Adolfo González, la presidenta de la Agrupación de Cofradías, Encarni Molina, y el consiliario, José María Sánchez. 

Dentro esperaban el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez, varios concejales, los miembros de la Junta de Gobierno de la Agrupación, los hermanos mayores de las distintas Cofradías y la totalidad del mundillo de la Semana Santa de Almería, así como sacerdotes y feligreses de su Diócesis de Guadix.

 

Música sacra

Dio la bienvenida a los presentes la Banda Municipal de Música que interpretó ‘Pasión en San Agustín’. Subió a continuación al escenario el mantenedor del acto, Alfredo Casas, quien cedió el uso de la palabra a José María Sánchez, consiliario de la Agrupación y presentador del pregonero.

Recordó los primeros años de Mons. García Beltrán en su Huércal Overa natal, su traslado a Almería para estudiar en el Seminario y su marcha a Granada para licenciarse en Teología. En 1986 fue ordenado presbítero, párroco en Mojácar, Viator, Los Ángeles, La Cañada y San Sebastián y su nombramiento como Obispo de Guadix el 27 de Febrero de 2010. 

Y sin más preámbulos comenzó Mons. Ginés García su Pregón de la Semana Santa de Almería 2015.

 

El Pregón

Tras los agradecimientos protocolarios, el pregonero comenzó recordando el día de su nombramiento como Obispo “una fría mañana del invierno accitano calentada por el calor que con su presencia poníais miles de almerienses”.

Centró su Pregón en tres palabras: sufrimiento, amor y esperanza “adornadas con la experiencia y el sentimiento del corazón”.

Recordó las distintas advocaciones de los Cristos que procesionan en nuestra Semana Santa, añadiendo una reflexión  de cada uno y las zonas en que se ubican. Recordó dos advocaciones marianas y acabó con el rezo del Ave María con los presentes puestos en pie.

 

“La misión de un Pregón es anunciar”

Esta fue la declaración de intenciones que monseñor García Beltrán manifestó al comienzo del Pregón: “Un Pregón tiene como misión anunciar. Yo quiero anunciaros a Jesucristo muerto y resucitado, como tantas veces he hecho entre vosotros”.

“Por eso vengo a cantar la Semana Santa de Almería, esa manifestación de plástica belleza y más hondura del acontecimiento más grande que ha vivido la historia: un Dios que por amor, por puro amor, se hizo hombre, compartiendo en todo nuestra condición humana menos en el pecado y se entregó hasta la muerte”.

“Os invito, amigos míos, como hiciera el apóstol Pablo, a los cristianos de Filipo: ‘Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo’. 

 

“Entremos en los misterios que veneramos en la Semana Santa, descalzándonos como signo de adoración para contemplarlos desde dentro, desde el corazón, ‘como si presente me hallase’, que dijo San Ignacio de Loyola”.