Padres del San Indalecio de La Cañada se movilizan tras el incidente, en el que una niña sufrió heridas leves
Padres y policas en La Caada   La Voz.

Agentes de la Policía Nacional de Almería han detenido a un vecino de La Cañada de San Urbano acusado de disparar en dos ocasiones en un riña a las puertas del centro educativo San Indalecio. En el incidente una niña resultó herida leve (erosiones), aunque no requirió asistencia hospitalaria.


El suceso se produjo a las 21 horas cuando una niña de 15 años y un adulto visitaban al conserje del centro, que reside en un vivienda ubicada en el interior del colegio. Entre los visitantes y un vecino cercano se desató una fuerte discusión por motivos que se investigan y el sujeto disparó en dos ocasiones al aire desde la ventana de su domicilio.
Hasta la zona se desplazaron patrullas de Seguridad Ciudadana y el sospechoso fue detenido poco antes de las 21.30 horas. También se halló el arma de fuego utilizada en el suceso.


El incidente ha provocado una enorme indignación entre padres y madres de alumnos del colegio San Indalecio. Unos 700 niños estudian en este recinto y, unos minutos antes del episodio, algunos realizaban entrenamientos deportivos en el recinto.


Los padres centran sus quejas especialmente en la convivencia del conserje. Aunque no culpan directamente a este trabajador municipal, consideran inapropiado de viva en el colegio, puesto que algunos familiares y allegados han provocado algunos incidentes con anterioridad.


Preguntado al respecto, el alcalde de Almería se ha mostrado “totalmente de acuerdo con las demandas de los padres”, aunque matiza que “es un asunto complicado”. “El problema surge con los familiares del conserje y, aunque hemos intentado en alguna ocasión cambiar esta situación, el conserje tiene derecho a la vivienda, ha recurrido a los tribunales y ha ganado”, añade Luis Rogelio Rodríguez-Comendador. Se trata de un trabajador municipal.