En la sala de prensa del Mediterráneo llevamos muchas ligas hablando todas las lenguas
Cuando aparecemos en el Telediario algo malo pasa.   Agencias.

Llevo 33 años haciendo información deportiva y cada día aprendo más. Esta carrera nunca acaba. Pero lo de Garitano me parece que se ha sacado de contexto. He puesto el sonido de Carrusel Deportivo antes de ponerme a redactar esta nota de opinión y me parece que se está generalizando con la prensa almeriense, calificando de catetos a todo un colectivo por el informador desafortunado.


En directo noté como éste informador interrumpía a Garitano, sólo suena uno, y le debió parar en seco el jefe de prensa del Almería. Una amarilla o la roja directa y todo se hubiese acabado. Los demás periodistas estaban como en cada uno de los años anteriores en Primera, “llevamos 6 señores”, decía Juanjo Moreno, sí, Juanjo: callados y atentos. Profesionales siempre y sabiendo escuchar en castellano, catalán y euskera.


¿Es habitual que paguen 21 por 1?, no son cifras exactas, pero que ahora toda España diga que en Almería no dejamos hablar en otra lengua me parece excesivo. Hay mucha Mili entre los compañeros que atienden, escuchan y si me lo permiten, hasta son cariñosos con los entrenadores rivales.
Si uno no estuvo bien que no pague todo un colectivo. Por la sala de prensa del Mediterráneo han pasado todos los entrenadores de la Liga de las Estrellas y nada parecido ocurrió jamás.


En las redes nos llaman catetos y cosas peores. No me parece justo.  Tanto respeto como Garitano me merecen esos compañeros que atendían un partido más en el mismo lugar donde Guardiola y Moyes hablaron catalán e inglés.
Siempre tiene que pasar en Almería. Me decía mi padre que  salimos en el Telediario para cosas malas. Ya cada día menos por fortuna. hoy Almería está acabando con esta negra historia. Esta vez volvemos a dar la nota y dando la vuelta a España por uno: no por 21. Me parece que todos sabemos como van las ruedas de prensa en el Camp Nou, San Mamés, o en el Mediterráneo.


Juanjo Moreno que se ha llevado todos los elogios por su comportamiento sabe que la prensa almeriense no es mejor ni peor que las demás. Tenemos nuestros defectos, pero catetos no somos, y entendemos al catalán y al vasco, tanto, que gozamos de simpatías por toda España. Pueden preguntar en Euskadi.
Garitano ante la estupidez del informador perdió la oportunidad de ser elegante.



Síguenos en Twitter en @LaVozDeporteAlm

Síguenos en Facebook busca Tony Fernández Almería