La Asociación Amigos de la Alcazaba inició el martes con un lleno la conmemoración de los 500 años del convento
Ponencia celebrada ayer en Las Puras.   La Voz.

Lleno. La sociedad almeriense se volcó anoche con el inicio de la conmemoración del V Centenario del Convento del Convento de Las Puras, organizado por la Asociación Amigos de la Alcazaba, y que se componen de siete conferencias, tres visitas guiadas y un concierto. En la tarde de ayer, en la primera sesión, se pudo conocer que “el convento de Las Puras fue durante 250 años el único refugio en Almería para las mujeres con fe que querían ser religiosas, así como para las mujeres sin encaje social”, explicó el historiador Antonio Gil Albarracín. También participó Joaquín Domínguez, asistente religioso de la Federación de Santa María de Guadalupe de la OIC, el cual se acercó a la figura de la fundadora de la Orden, Beatriz de Silva, “una mujer valiente, íntegra y soñadora”.

La Iglesia de Las Puras estaba repleta hasta el último banco para escuchar las dos ponencias, que se iniciaron con las palabras de la presidenta de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, quien afirmó que “Las Puras son parte de la historia, memoria y patrimonio de Almería, y merecían este reconocimiento”.

Antonio Gil Albarracín abordó el tema de la conventualidad almeriense y recordó que “el convento se fundó con la herencia del primer alcaide de la Alcazaba en el año 1515”, recordó que “fue el único convento femenino durante 250 años en Almería”, y ha añadido que “tuvo la habilidad de superar todos los inconvenientes a lo largo de la historia para seguir abierto a día de hoy”.

Por su parte, Joaquín Domínguez Serna narró las dificultades para poder crearse la Orden de la Limpia Concepción de Nuestra Señora (Concepcionistas Franciscanas) en Toledo. A la vez, explicó que la idea inicial de la fundadora, Beatriz de Silva, era crear un único convento como comunidad contemplativa en honor de María Concepción, pero que, sin embargo, luego tuvo una amplia extensión, primero en la zona castellana, luego en toda España y fue de las primeras órdenes femeninas que se extendieron a Latinoamérica.

El programa, coordinado por Alfonso Ruiz, profesor de Historia del Arte de la Uned y Francisco Verdegay, vicepresidente de Amigos de la Alcazaba, cuenta con la colaboración de Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Cultura; el centro asociado de la UNED, la Universidad de Almería, la Diputación Provincial a través del Instituto de Estudios Almerienses; y la coral Virgen del Mar.

La siguiente actividad será el sábado, 7 de noviembre, con una visita guiada al convento de Las Puras.