Almería no es solo agricultura, turismo o mármol;  es mucho mas. También es cerveza. En 2009, en plena crisis, nació  Far West, una pequeña empresa familiar dedicaca a la elaboración y comercialización de cerveza artesana.
Juan Palaoro gerente de la cervecera Far West.    La Voz.

Cuando alguien habla sobre los sectores productivos de Almería suele referirse a sus playas, a su agricultura o al sector del mármol. Efectivamente, estos son los sectores más reconocidos. Pero, también hay otros, como puede ser el cine, que hacen marca de Almería. Pero nuestra provincia es mucho más que eso. Es más que cine, mármol, turismo, playa, sol o agricultura. “Almería también es cerveza”, señala Juan Palaoro Aparicio, un joven emprendedor que hace seis años decidió, conjuntamente con su familia, crear una empresa dedicada a elaborar y distribuir cervezas artesanas.

La primera empresa cervecera de Almería nació en Aguadulce (Roquetas de Mar) en el año 2009, en plena crisis económica. “Los comienzos fueron duros, como le ocurre a toda pequeña pequeña familiar. Primero hacíamos la cerveza en casa y se las dábamos a probar a los amigos, para que nos dieran su opinión. Gustaba y poco a poco fuimos comercializándola y creciendo”, señala Juan.

La fábrica, en Nijar En el año 2011 consiguieron, por fin, trabajar desde su propia fábrica. Gracias al apoyo del Andalucía Emprende, la fundación adscrita a la Consejería de Economía de la Junta, y sobre todo de su ilusión, esfuerzo y capacidad emprendedora instalaron en San Isidro (Níjar) una pequeña fábrica cervecera. Unas instalaciones de apenas 200 metros cuadrados en la que producen 100.000 litros anuales de ocho estilos diferentes de cerveza artesanal. “Son cervezas 100% naturales. Nada que ver con las cervezas industriales. Nosotros no las pasteurizamos ni las filtramos. Eso hace que tengan una gran variedad de riqueza de aromas y sabores, que no pueden obtenerse elaborando la cerveza de forma industrial”, explica el entrevistado.

Con 'toque' argentino Juan nació en Argentina pero lleva en Almería desde hace más de 13 años. Llegó a Roquetas de Mar en el año 2002. Aquí continuó su vida y estudió. Acabó el instituto en Aguadulce, donde se instalaron sus padres tras emigrar desde el Mar de Planta. Y allí también estudió el grado superior de técnico agrícola. Tras finalizar sus estudios se encontró de bruces con la dura realidad de la crisis económica. Al igual que su padre, trabajador de la construcción, no conseguía trabajo. Pero no se quedó de brazos cruzados.  De la mano de su familia, sus padres y hermano, hizo de la necesidad virtud y se lanzaron a la aventura de crear una cervecera. “Mi padre tenía en Argentina el hobby de elaborar su propia cerveza; sabía elaborarla. Nos dimos cuenta de que en Almería no existía ninguna empresa dedicada a la elaboración de cerveza artesanal. Vimos que había una oportunidad y decidimos crear Far West, la primera empresa cervecera de Almería”, señala Juan. 
El nombre de la empresa -Far West- es un guiño a Almería, a su cine. “La marca es un homenaje a esta tierra de cine que ha sido y es la provincia, un escenario natural de numerosos rodajes nacionales e internacionales”, afirma. 

Asegura que si bien la producción es muy laboriosa, el verdadero hándicap para la viabilidad de una empresa cervecera artesanal es la distribución y la comercialización. “Nosotros tuvimos la suerte de que, tras poner en marcha la fábrica y participar en una feria, el Corte Inglés contactó con nosotros. Alguien del grupo probó algunas de nuestras variedades de cerveza en el stand de la feria y le gustó. Eso nos abrió sus puertas para que Far West pudiera distribuirse en todos los puntos de venta de El Corte Inglés e Hipercor de España”. Luego llegaron más puntos de venta en grandes superficies. “Aquí, en Almería, estamos presentes en el Alcampo del centro comercial Mediterráneo y en Carrefour, en Roquetas de Mar en Gran Plaza y en El Ejido en Hipercor. También distribuimos a pequeñas tiendas gourmet”.

Juan asegura para la cerveza, al igual que para el vino, hay que educar el paladar. “La cerveza hay que saber beberla para poder apreciar todos sus matices”.