Concienciación y más control ante la reproducción ilegal de plantas

La transparencia del mercado de variedades hortícolas beneficia a toda la cadena

Almería debe seguir siendo una referencia en mejora genética   La Voz.

El Desayuno con La Voz de Almería sobre el futuro de la mejora genética en la agricultura almeriense ha puesto sobre la mesa el problema de la reproducción ilegal de material vegetal. En el desayuno han participado representantes de ANOVE, de las empresas obtentoras, de la Junta de Andalucía y del mundo del control biológico y los semilleros.
Según el director técnico de ANOVE, Francisco Petit, no parece aconsejable “desproteger lo que está protegido”, en alusión a las nuevas variedades registradas por las empresas obtentoras.

En su opinión, la producción hortofrutícola en su conjunto tiene unos intereses comunes que deben ser defendidos entre todos. “En realidad, la protección de la propiedad intelectual de las casas de  semillas beneficia a todo el sector”, entiende Petit, ya que es una condición necesaria para el desarrollode la agricultura en la provincia de Almería.”.

Sin querer trasmitir una sensación de alarmismo, el directivo de ANOVE, citó el caso de la reproducción ilegal derivada de los injertos, la cual puede ser muy perjudicial tanto para las casas de semillas como para el modelo agrícola en general. Petit se refirió a este hecho como un fenómeno que no puede considerarse generalizado, pero que invita a una cooperación entre todos los agentes implicados en el sector para que sea erradicado, “mejor en base al diálogo y la concienciación que a través de la mera acción persecutoria de un delito que puede tener consecuencias penales.” 

Producción

Luis Miguel Fernández Sierra, gerente de Coexphal comparte, en buena medida, la necesidad de abordar este problema desde la concienciación, contemplando este problema junto a otros aspectos que es necesario mejorar en la producción y la comercialización hortofrutícola.

Asimismo destacó el papel de las comercializadoras de referencia que suelen ser empresas que procuran desarrollar su trabajo en términos de excelencia y por eso son transparentes en todos los aspectos. Esta posición es compartida por la mayoría de agricultores que optan por sistemas cada vez más tecnificados. 

Desde el punto de vista de la Administración Autonómica, este problema podría ser abordado también con un mayor esfuerzo de control. Así lo planteó José Antonio Aliaga, jefe del Servicio de Agricultura, Ganadería, Industria y Calidad, en el contexto de un análisis compartido entre los participantes sobre la actividad investigadora de las casa de semillas en Almería, como consecuencia de la pérdida de mercado a consecuencia de prácticas ilegales de reproducción.

Semilleros
José Antonio Santorromán recordó en una de sus intervenciones como hace más de 35 años desaparecieron los semilleros a cielo abierto, iniciándose una etapa de despegue imparable en la agricultura almeriense que está basado en un decidido compromiso con la evolución tecnológica. En buena medida, esta evolución influyó notablemente en la intensa y creciente apuesta  de las casas de semillas por Almería

Esta tendencia expuesta por el fundador de Agrobío no encaja con la desprotección de la innovación a través de prácticas irregulares. Desde la perspectiva de las casas de semillas, el semillero representa un eslabón esencial entre una nueva variedad y los agricultores. Como explicó Javier Rodríguez, de Semillas Fitó, “nosotros somos los primeros interesados en que las semillas que ponemos en el mercado ofrezcan la mayor capacidad germinativa posible ”. En relación con este asunto, Rodríguez apuntó que el alto grado de tecnificación del semillero deja poco margen de error.

Existen modelos interesantes para estudiar en cuanto a la trazabilidad de las semillas. El más interesante, en opinión de Petit, es el holandés, que aplica un control exhaustivo en cada paso del proceso, sobre todo en materia de desinfección natural, a base de tratamientos térmicos. 
 

MÁS NOTICIAS