Berlín abre sus puertas a Almería y la recibe como un líder agrícola

La primera jornada se llena de reuniones y de contactos, la gran mayoría con compradores internacionales
 

La expedición almeriense, en torno al millar de personas, salía en la mañana del miércoles 7 de febrero a la conquista de Fruit Logistica.   Agricultura 2000.

La horticultura almeriense no deja indiferente a nadie y  es, de hecho, la referencia en una feria internacional de la importancia de la Fruit Logística que se celebra cada año por estas fechas en la capital de Alemania.

Berlín se convierte por unos días en una sucursal almeriense porque hasta aquí se han desplazado este año casi 75 empresas del sector hortofrutícola. 26 de ellas con expositor en el recinto Messe Berlín, el resto sin stand pero con una agenda cargada de reuniones; el objetivo es buscar y hacer buenos negocios.

Los dos vuelos que salieron de Almería a primera hora de la mañana de ayer completaron una delegación de la agricultura de la provincia que alcanza en estos días un volumen difícilmente igualable por otras zonas del mundo, en torno a un millar de personas.

Trabajo
Los empresarios se dedicaron a trabajar desde el primer momento y los agentes comerciales que pululan por el recinto ferial berlinés aparecieron desde el mismo momento en que la amplia representación almeriense aterrizó en el Messe.
Personas como el presidente de CASI, Miguel Vargas, el de Única Group, José Martínez Portero, el de Vicasol, José González, y en general el conjunto de las empresas que se han desplazado hasta la feria alemana no tienen dudas con respecto a la utilidad de estar presentes: se trata de acudir a un evento en el que el 80 por ciento de los visitantes son directivos y gerentes de la distribución con poder de decisión a la hora de cerrar acuerdos comerciales, un hecho muy valorado por los empresarios almerienses.

Mercado exterior  
A diferencia de la otra gran feria de referencia para el sector hortofrutícola, la Fruit Attraction que se celebra en octubre en Madrid, las reuniones, los contactos y los acuerdos se centran en los agentes de compras internacionales, la mayor parte de ellos europeos, pero con una presencia creciente de empresas de América o de Asia.

Los almerienses tienen tres días para completar sus agendas de trabajo y para tratar de ampliar su presencia en unos mercados en los que ya lucen como líderes. Cuentan para ello con bazas importantes, entre ellas la seguridad de suministro en los meses más fríos, cuando nadie es capaz de competir con garantías en el viejo continente. Almería juega además la baza de una calidad certificada, con una atención creciente al segmento de producto ecológico y, especialmente, con una apuesta que se valora mucho en los mercados comunitarios como es la de hacer bandera de la alimentación saludable.

El consejero de Agricultura acudió ayer a la feria para acompañar a las empresas andaluzas y aseguró que el camino hacia la bioeconomía emprendido en los últimos años “debe servirnos para reforzar el liderato de la agricultura almeriense y para asegurar unos mercados que se han conquistado a base de un esfuerzo del sector”.

MÁS NOTICIAS