Representantes sindicales y de las juntas de personal demandan más sustituciones y más contratos
Acceso principal al hospital Torrecrdenas.   La Voz.

El déficit de plantillas en todas las categorías profesionales de la sanidad pública en la provincia y la falta de sustituciones en todos los centros sanitarios son dos de las demandas que los sindicatos sanitarios han trasladado recientemente al delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín.

En una reunión celebrada hace unos días en la misma sede de la delegación, representantes de los sindicatos CC OO, CSI-F, FATE, SAE, SATSE, Sindicato Médico (SMA) y UGT han expuesto a Martín su preocupación por el aumento, “año tras año”, de las listas de espera y por la falta de camas hospitalarias en la provincia de Almería. Estas y otras preocupaciones, como la relativa a la finalización de las obras del Hospital Materno Infantil o la renovación del convenio con Cruz Roja para mantener el hospital de Carretera de Ronda son las que se han puesto sobre la mesa.

Más inversión en sanidad
Durante más de dos horas, los representantes de los trabajadores de la sanidad en Almería expusieron al delegado las necesidades del colectivo. Y entre éstas, la “necesidad de aumentar la financiación que destina la Junta de Andalucía a la Consejería de Salud”. Persiguen los sindicatos sanitarios que el Gobierno andaluz alcance, como mínimo, la media de presupuesto que, a sanidad, se destina en otras comunidades autónomas, es decir unos 1.300 euros por habitante.

José María Martín se comprometió, según apuntan los sindicatos en un comunicado, a estudiar todos los asuntos expuestos y a volver a mantener un encuentro en un corto espacio de tiempo “para informar sobre las medidas a tomar” por parte de la administración.

Calendario de protestas
La reunión con el delegado de Salud fue solicitada el mismo día en el que profesionales sanitarios protestaban por la situación de la sanidad en la provincia ante la delegación. Una protesta que era la primera de un calendario de movilizaciones dirigidas a llamar la atención de las administraciones competentes sobre la necesidad, apuntan desde las juntas de personal de los centros sanitarios,  sobre los problemas de los profesionales. Problemas que, insisten, “acaban por afectar a la calidad asistencial de los usuarios de la sanidad pública”.

De hecho, los profesionales sanitarios están dispuestos a continuar con las protestas en los centros sanitarios “hasta que se vayan resolviendo los problemas planteados”, apuntan. El próximo martes 21 de febrero tendrá, por tanto, lugar la próxima concentración y será en el Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa.

El 26 de enero, un centenar de sanitarios se manifestaban en la calle contra los recortes en la sanidad pública y para dar a conocer a la sociedad en general la situación de “maltrato” que, en su opinión, viven unos profesionales “desilusionados”.

“Hay centros de salud en la capital en los que se han jubilado médicos y enfermeros o están de baja, y no se cubren sus ausencias. Esto implica que en plantillas de once médicos sólo hay cinco”, aseguran los facultativos que trabajan en Atención Primaria.

5 minutos por paciente
La ausencia de reposición de sanitarios conlleva “sobrecarga, es decir, que hay médicos de Atención Primaria que tienen una lista de 50 pacientes en una mañana, lo que supone menos de cinco minutos por paciente y un importante trastorno para el usuario que cada día es visto por un facultativo diferente”.

Y si en Atención Primaria la falta de personal es importante, en los servicios de urgencias, insisten, hay menos sanitarios de los que debiera, insisten.