Don Andrés García Lorca nos debe una explicación a los almerienses y no me refiero, concretamente, a la denuncia presentada por Amigos de la Alcazaba sobre el paraje de El Chuche, que supongo estará recabando datos de la dirección provincial de fomento para dar a conocer una información completa sobre lo ocurrido en el lugar, sino de la investigación que, según se comenta en estos días en Almería, estuvo llevando a cabo la Benemérita sobre la concentración realizada hace un par de semanas por la Asociación Amigos de la Alcazaba en el mencionado lugar. Según se ha conocido, la Guardia Civil se ha dirigido a la misma interesándose por si tenían autorización para la concentración. Es evidente que no les preocupaba demasiado lo ocurrido en el espacio protegido. Querían saber también si se cortó en algún momento el tráfico de la N340-A por parte de los concentrados. Y les preocupaba mucho (o eso dieron a entender) el saber si en la concentración participaban y estaban presentes militantes del partido político almeriense Podemos. A algunos dirigentes de la asociación se les pidió incluso que fueran al ‘cuartelillo’. No estaría de más que el señor subdelegado del gobierno explicara si es cierto lo que comentamos, si ha sido por orden suya la investigación y, si es así, el motivo por el que ha mandado a realizar la misma. Uno entiende que la autoridad competente debe tener conocimiento de todo lo que ocurre sobre nuestro suelo, estoy de acuerdo, ¿pero de verdad hacía falta mandar a la Guardia Civil a investigar una concentración de una centena de ciudadanos que defendía un terreno protegido y que, según ellos y a la espera de la información oficial que nos pueda ofrecer el gobierno, no ha sido tratado como su protección merece? Con la investigación de la Guardia Civil sobre la concentración de los miembros de Amigos de la Alcazaba en El Chuche uno se pregunta: ¿Se quería (o se quiere) asustar a alguien? Otra pregunta: Cuando a algunos miembros de la asociación se les pide que vayan al ‘cuartelillo’, ¿se les está acusando o se les quiere acusar de algo? Quiero entender que no es así, que no estamos viviendo en los años cincuenta o sesenta, que hoy ir al ‘cuartelillo’ no supone acusación alguna y que una investigación no debe ser motivo para asustar a nadie. Nos gustaría que fuera así.