Acudieron con sus profesores y tuvieron que avisar al ayuntamiento ante la cantidad de desperdicios que encontraron 
Alumnos del IES Fuente Nueva en el espacio de los artos de El Ejido.   La Voz.

Alumnos del IES Fuente Nueva recogieron decenas de kilos de basura en una excursión que realizaron al espacio de 'Los Artos de El Ejido' con su profesores. Fue tal la cantidad de objetos que hallaron que tuvieron que avisar al ayuntamiento para que el servicio de limpieza procediera a limpiar la zona, que está calificada como Lugar de Interés Comunitario.

Este espacio se encuentra al sur de la autovía y a levante del Hospital del Poniente. Los artos, grandes arbustos espinosos cuyos mejores representantes en Europa se encuentran en el municipio ejidense, han sido protegidos como Hábitat Prioritario por la UE aunque es uno de los pocos LIC de la provincia que aún no se ha declarado ZEC (Zona Especial de Conservación) y que por lo tanto no cuenta con un Plan de Gestión aprobado.

El objetivo de la excursión por el LIC era dar a conocerlo como primer paso para su conservación. Se llevaron guantes y bolsas con la idea de recoger eventuales plásticos que se pudieran encontrar por el camino como medida para concienciar al alumnado sobre la importancia de depositar los residuos en el lugar adecuado. El IES Fuente Nueva participa en el Proyecto Ecoescuelas de la Consejería de Educación por lo que la correcta gestión de residuos y la limpieza de sus instalaciones es uno de los aspectos en los que más se está trabajando de forma transversal.

La dimensión de los vertidos que se encontraron en la zona, hizo que se llenaran todas las bolsas de basura antes de empezar a caminar. Televisores, restos de vehículos, muebles y plástico, mucho plástico de todas las procedencias se encuentra por todo el espacio. Ante la imposibilidad de recogerlo todo y ni siquiera de poder transportar todos los residuos recogidos, se avisó al ayuntamiento para que la empresa responsable de la gestión de resiudos pasara a recogerlos.

Alumnado y profesorado quedaron convencidos de la necesidad de cuidar el lugar por lo que en el segundo trimestre se organizará una nueva excursión con el objetivo de analizar el ecosistema y de ayudar en su restauración mediante plantaciones y recogidas de residuos.